ISRAEL: LA COMUNIDAD LGBT EXIGE AL GOBIERNO IGUALDAD TOTAL

ISRAEL: LA COMUNIDAD LGBT EXIGE AL GOBIERNO IGUALDAD TOTAL


En una conferencia de prensa celebrada en Tel Aviv, la comunidad presentó un documento, respaldado por 14 organizaciones LGBT, que exige al gobierno igualdad total y el fin de la discriminación: la prevención de la violencia contra la comunidad LGBT, reconocimiento total de las familias homosexuales, igualdad en la regulación de la maternidad subrogada, asistencia social adecuada a personas LGBT, igualdad en la atención médica, educación de la población para la aceptación y la tolerancia hacia personas LGBT y al menos 50 millones de shekels ($ 13.75) en fondos para la comunidad.

Jen Arieli, director de la Asociación LGBT, dijo a Hadashot que si no se cumplen sus demandas, “continuaremos la lucha, como lo hemos estado haciendo incluso antes de la gran protesta “.

“Debemos tomar una posición firme y cambiar el equilibrio de poder”, agregó.

El día de huelga y las manifestaciones masivas en las principales ciudades del país culminaron con una protesta de al menos 80,000 personas en la Plaza Rabin de Tel Aviv el domingo por la noche en apoyo a la comunidad LGBT en Israel.

Ofer Erez, director general de la Casa Abierta de Jerusalén, dijo que las manifestaciones continuarán hasta la Marcha del Orgullo Gay en Jerusalén programada para el 2 de

Muchos de los manifestantes centraron su ira en el primer ministro Benjamín Netanyahu, quien la semana pasada se comprometió a respaldar la legislación que apoya la maternidad subrogada para padres homosexuales, pero luego se retractó y votó en contra, supuestamente bajo la presión de los partidos ultraortodoxos.

Decenas de empresas y sucursales locales de compañías multinacionales con sede en Israel anunciaron su apoyo a las protestas y permitieron a sus empleados ausentarse del trabajo para unirse a la manifestaciones. Algunos dijeron que implementarían nuevas políticas para ayudar a sus empleados a convertirse en padres a través de la gestación subrogada, independientemente de su orientación sexual.

“Es una acción simbólica, pero muestra un verdadero apoyo”, dijo Julien Bahlul, portavoz de la Asociación de Padres Homosexuales en Israel.

En medio de las crecientes críticas, Netanyahu negó que cambió de opinión respecto a la maternidad subrogada para parejas del mismo sexo y explicó que votó en contra de la medida para garantizar que el proyecto de ley se apruebe. Más tarde prometió apoyar un proyecto de ley por separado que legalice la gestación subrogada para homosexuales en una sesión posterior de la Knéset.